Iluminación de Interiores

Elementos del Estilo.png

INTRODUCCIÓN

Nada cambia tanto la atmósfera de tu hogar, como su tipo la iluminación que este posea. Con solo cambiar el color de la iluminación tu casa puedes ser fría e impersonal o calidad y acogedora. Y con solo cambiar la forma de iluminarla, puedes cambiar tu ambiente de monótono y plano ainteresante y con profundidad. Algunos la consideran la reina entre las disciplinas de la decoración de interior.

Todo concepto de diseño interior debe tener a la luz como parte esencial. Así, te puedas dar cuenta de que para hablar de iluminación tendremos que ver varios aspectos, que por su nombre podrían parecer técnicos y complejos, pero ya verás que son conceptos sencillos y que con un poco de lógica y sentido común, podrás manejar los conceptos básicos a conciencia.

Este Post es la primera de dos partes.

ASPECTO TÉCNICO

Color

El color de la luz (llamado también temperatura) es el primer aspecto que vamos a ver, esto es lo que comúnmente llamamos luz blanca o amarilla, o cualquiera de los grados intermedios.

Cualquier luz (que no tenga un filtro de colores), por su apariencia, podrá clasificarse en uno de estos tres grados de tonalidad: Si tiene un tono blanco azulado: luz fría; si su apariencia es blanca, luz neutra y luz cálida para las que tienen un tono blanco amarilloso al rojizo.  Los grados de temperatura se miden en Kelvin, y aunque parezca irrelevante, no lo es, yaque en la actualidad la mayoría de los bombillos traen anotado la temperatura de su luz. Así que anexo una tabla ilustrativa:

Temperatura de Color de la luz

Si bien es cierto, que el color de la luz no basta para impregnar el carácter a una habitación, trabajar con uno errado, definitivamente puede anular tus intenciones.

En términos generales, un área residencial debería estar trabajado enteramente con luz cálida. Una luz más intermedia puede utilizarse en áreas de trabajo, como el área de lavado y planchado, áreas de estudio y closet.

Con el énfasis de la eficiencia energética, en las recientes décadas las luces fluorescentes, primero y luego las led, poco a poco fueron entrando a nuestros hogares hasta llegar a convertirse en una verdadera invasión. Sin embargo, estas luces frías, diseñadas para espacios de trabajo, contribuyen de manera negativa a crear un espacio acogedor

Luminaria ambiental

Intensidad

Los niveles de intensidad de la iluminación, estará determinado por las labores que se realiza en el espacio. No vamos a entrar en detalles sobre estos números, ya que hay poco en tus manos que puedas hacer (dejémosle estos estándares y sus cálculos en manos de los profesionales). Lo que si debes saber es que no todos los espacios necesitan igual cantidad de luz.

En términos generales, podemos hablar de espacios con necesidades de iluminación mínimos, como los pasillos o tu recibidor; los que tienen necesitan normales como tu sala o tu comedor y los que requieren gran cantidad como un área de estudio.

En ocasiones, un mismo espacio, puede tener diferentes funciones a diferentes horas, o en diferentes momentos. Incluso para una misma función, diferentes personas pueden tener diferentes preferencias. Para esos casos, el sistema de iluminación debe de poder controlarse en fases y/o poder dimerisarse.

El dimer es un sistema de control de la iluminación similar al volumen de un radio. Puedes ir subiendo la intensidad desde apagado, hasta la máxima potencia de los artefactos.

Tipos de Iluminación

Luminarias

Dice Linnaea Tillett, que todo espacio debe tener al menos 3 capas de iluminación. Esto es, que tu espacio tenga luz general (o cenital), luz de ambiental (o luz de acento) y luz puntual (o luz focal)·        

General o cenital: Es la luz uniforme que alumbra toda la habitación de manera relativamente homogénea y produciendo la menor cantidad de sombra posible. Dependiendo del tamaño de la habitación dependerá la cantidad y distribución de los artefactos que la generaran. La luz cenital perfecta, sería la luz del sol.

Ambiental: Es la luz que más influenciara en dar calidez y profundidad a tu espacio. Son las que proceden de lámparas de pie o de mesa, que iluminan una parte de la habitación, provocando claroscuros.

Puntual: Son luces con rango de incidencia más reducido y que tienen el objetivo suplir la necesidad de una actividad específica, como leer, o iluminar un cuadro.