Zaha Hadid: Los Genios No deben Morir.

Iconos del Diseño: Zaha Hadid

Desde que supe la noticia, una y otra vez me viene a la mente esta canción Mecano cantó hace años cuando ese otro genio (Dalí) estaba a punto de morir.

Y es que Zaha Hadid fue una de esas creativas excepcionales, que no le bastó con un área del diseño, sino que tuvo que incursionar en el diseño de todo lo que veía. Es triste hablar en pasado, pero esa es la realidad. Nos ha dejado este 31 de marzo y sin duda lo ha hecho a destiempo.

Zaha Hadid nació en Bagdad en 31 de octubre de 1950, pero pasó la mayor parte de su vida en Londres, donde estableció su estudio. Estudió arquitectura en la Architectural Association de Londres, después de haberse graduado de matemáticas en Beirut, característica que sin duda influenció su forma de ver la arquitectura. También la influenciaría haber trabajado en OMA, junto a Rem Koolhaas, quien ademas, había sido uno de sus profesores. 

Durante gran parte de su vida fue conocida por sus trabajos teóricos, ya que sus diseños no lograron materializarse, sin embargo, su renombre estaba a la par de los grandes, ya desde entonces.

En 1993 se construyo Edificio de bomberos para la fábrica de muebles Vitra, en Weil am Rhein (Alemania), primero de una lista impresionante, no tanto por larga, sino por la calidad y originalidad de los mismos. Otros de sus proyectos más famosos son  Rosenthal Center for Contemporary Art in Cincinnati (2003); el Museo Nacional Italiano de las Artes del Siglo XXI en Roma (2009); la Guangzhou Opera House en China (2010); el London Aquatics Centre, construido para los Juegos Olímpicos de 2012; el Centro Heydar Aliyev en Bakú, Azerbaiyán (2013) entre otros.

Fue la primera mujer en recibir el Premio Pritzker. La lista de los premios ganados también es impresionante, pero la arquitectura no fue su única disciplina. Fue prolifera en diseños diversos para grandes marcas, como zapatos, carteras, muebles, cubertería, etc. A continuación algunas muestras de su legado: